El Duque Empalmado (Cantar de Urdangarín III)

En las cartas que manexan los que ya estruyen el casso,
en la insula Maiorica, unos dias de verano,
fablava el Urdangarin al su rreal secretario
ystorias de sus andanzas en lenguaxe campexano.
Era un tempo bien allegre, de platjita e con gelados,
de retoçar con la Iffanta en tierras de su Ducado.
E fuere por el deleite de sentirse affortunado
viendo creçer sus averes entre plaçeres mundanos,
o fuere por sus ganançias sin pegar al agua un palo,
que se despide graçiosso, tant brivon e tant uffano:
“Todo va much completito”. E firma “el duque em… Palma… do”.

urdangarinempalmado03

El Duque Empalmado

Episodios anteriores:

Cantar de Urdangarín (II)

En la puerta de Pedralbes el camion de la mudança,
antes de la noch del ffiscal entro la carta
con grant rrecabdo e fuertemientre sellada,
comprendio Urdangarin cual era su ganançia
que si non avie los quartos pora pagar la ffiança
perderie los averes e mas los oios de la cara,
e aun demas las quentas non declaradas.
Grant duelo avien los sus fijos e la Iffanta
desque ya non le bastare con el sueldo de la Caixa,
contemplavan sus rriquezas, el oro e toda la plata.
Sospiro Urdangarin viendo que ge lo levavan,
los veçinos de Pedralbes non osan dezir nada,
antes de una septimana buscarien una possada
ya fuere en Barçelona o en tierras Vascongadas.
Ya lo vee Urdangarin que del Rrey non avie graçia,
aunque con el balonmano fuera el que meior tirava
non reclama su presençia nin pora salir de caza,
desque salto la notiçia de sus negoçios e andanças
non va a actos offiçiales ni a desfiles de la Armada,
nin le envita a rezebçiones con yentes de la ffarandula
por que non xunten su nombre con el del Duque de Palma.
Por la puerta de Pedralbes viose salir a la Iffanta
plorando de los ojos, non solo el dolor le embarga.

Ir a Cantar de Undargarín (I)

Deuda de amor

Eres un objetivo irrenunciable,
una medida urgente, necesaria;
tengo contigo un fuerte compromiso,
eres una propuesta en mi programa,
y no puedo cumplir tus exigencias,
se me desequilibra la balanza,
cómo saldar mi déficit ahora
que te revalorizas tan al alza.
Porque siempre te muestras inflexible,
me desprecias, me quitas la palabra,
pretendo estimular a tus mercados
pero nunca te inspiro confianza,
me confundo en las líneas de tus créditos,
mi oferta no complace tu demanda,
y me acabas buscando los defectos
en una comisión parlamentaria.
Tendré que revisar mis previsiones,
me voy a actualizar, pero a la baja,
ya no son suficientes mis reformas,
las medidas que tomo no te bastan,
me cansa este escenario tan adverso,
ojalá solo sea una mala racha,
o tendré que pedir que me rescates
y a ver cómo lo cuento luego en casa.

Acicálate

Andrew Shull, mítico trombonista  de la escuela de Harriky Town, se presenta en el escenario del Jardín del Premio encabezando un cuarteto inestable pero apetecible.

El próximo día 17, con ocasión de los festejos de San Dunguera, Andrew Shull vuelve a los escenarios de la Península de Triana a presentar su espectáculo Acicálate, traído por los vientos del Norte y por el interés económico, y dispuesto a ganarse el pan rompiendo moldes. La esperada legión de incondicionales ya hacen colas en los baños públicos para retratarse con el peculiar músico. En la ciudad se palpa el ambiente que precede a los grandes acontecimientos. Las entradas para el espectáculo, que han alcanzado en la reventa cifras como para pedir el rescate, llevan más de un mes agotadas y actualmente solo se consiguen en los corrales de vecinos y en los corralones de la ciudad a precios astronómicos que ni siquiera asumen el IVA.

Para el esperado concierto, Shull se ha traído a una panda de amiguetes que combinan el pentagrama con la metanfetamina, y llegan a describir el espectáculo como una experiencia angustiosa y lúcida a partes iguales, retraída y amigable, lujuriosa y envenenada, “de las que crean adicción y rompen parejas”. Los instrumentos con que subirán al escenario se inspiran en el cuerpo humano y a veces se confunden con él, hasta tal punto que las nalgas prometen mezclarse con los panderos, las maracas con los macarras, y los perros con las flautas. Andrew Shull, formado en la escuela de Harriky Town, célebre por sus orgías musicales de finales de los 70, presenta su espectáculo Acicálate con la característica zozobra de los grandes, sin esquivar el riesgo y condenado de antemano por una masa enfurecida a causa del elevado precio de las entradas, una situación que como punto de partida le sirve de estimulante. “Acicálate es mi acicate”, comentó en el acto de inauguración de los festejos, haciendo un juego de palabras que nadie pareció entender.

Tras insultar a los periodistas sin motivo aparente, Shull afirmó  que este año había llegado a San Dunguera vacío pero dispuesto a rellenarse, y que hacía el esfuerzo de acudir a los actos institucionales para contrarrestar las influencias mediáticas de la prensa reaccionaria. A pesar de todo no pretende traicionar a las verdades del barquero ni dejarse cegar por los prejucios raciales (Andrew Shull es negro). Tras desanudarse la corbata y arrojarla a los periodistas, abandonó la rueda de prensa entre silbidos y algunos aplausos aislados, y dejando claro que quien se pierda la cita del próximo día 17, allá él.

El espectáculo Acicálate, difícil de etiquetar como la mayoría de las tomaduras de pelo, ha pasado ya por escenarios tan dispares como el Metropolitan de Nueva York, la Ópera de París, o los aparcamientos de un Mercadona de Alcorcón. El próximo día 17 la cita es en el Jardín del Premio y dicen los expertos que hay que ir a verlo aunque repugne.

Aprovechamos la ocasión para anunciar que en la redacción de Nosoloimpulsos disponemos de entradas a precios negociables, en un número suficiente como para vivir de esto todo el año. Los interesados pueden rellenar el formulario que se inserta a continuación. Como el propio artista ha proclamado: “si me queréis, acicalarse”.

Polémica en el Mamantis Fest

La contratación de un grupo folk neonazi en las fiestas de la localidad segoviana Mamante de Cesárea, origen del conflicto.

La polémica está servida. El ayuntamiento de la despoblada localidad segoviana de Mamante de Cesárea ha contratado para las fiestas patronales, a celebrar el próximo 17 de agosto, al grupo folk Montephistro, conocido por sus letras xenófobas que no por casualidad han sido denunciadas en diversas redes sociales como Youtube y la web del INEM. El concejal virtual de festejos, Alejo de la Casa, afirmó en rueda de prensa extraordinaria que con la contratación del polémico sexteto mexicano no ha hecho otra cosa que promover formas alternativas de cultura caracterizadas por el desempeño del propio empeño, o algo así, y que gracias al renombre de algunos conjuntos que pisarán los múltiples escenarios de las fiestas patronales, Mamante de Cesárea se ha señalado en el mapa no por sus vinculaciones con las redes de narcotráfico segoviano o como refugio de peregrinos desviados, sino por ofrecer a los marginados del arte un espacio de colisión en un entorno rural.

Los mexicanos Montephistro, que empezaron haciendo canciones para niños en la televisión local de Guanajuato, crecieron dentro de la lógica cronológica y se hicieron mayores, a la par que radicalizaban su discurso, y si al principio habían sido coreados por el gran público azteca gracias a sus narcocorridos infantiles y sus letrillas festivas de carácter protoerótico, con el tiempo fueron evolucionando a un vacío existencial que desembocó en una expansión hacia el mundo por etapas, y tan panchos. Las influencias de Los Panchos nunca las han ocultado.

Alejo de la Casa, el concejal segoviano de Coalición Canaria, explicó ante los medios que ya va siendo hora de que Mamante de Cesárea, que no deja de ser una aldea abandonada, se convierta en el referente castellano de los festivales autóctonos veraniegos de fusión de tendencias y mestizaje cultural. En los próximos días 17 y 18 de agosto, coincidiendo con las fiestas patronales cesareñas, rebautizadas para la ocasión como Mamantis Fest, se dará cita en los escenarios dispuestos por los voluntarios que han cedido sus jardines y sus plazoletas al desparrame foráneo un atiborrado elenco de figuras mínimas, marginales, viejas glorias e indigentes venidos a mais que con su diversidad de propuestas marcarán a buen seguro el sello personal del festival segoviano. “La polémica del sexteto guanajuatense” –insistió el concejal (que aseguró no cobrar nada por el desempeño de sus funciones organizadoras, si acaso algún que otro chato que le inviten en las KasetillasPoulailler)– “no ha de ocultar el fulgor de otras propuestas tan interesantes como Los Anatemas de Sagunto, Ricky Party, Malflower o Cous Cous Al Pil Pil, artistas de trayectorias elípticas que han caído en el cartel como los rabanillos al cesto, y sin duda hechizarán con sus aspavientos a los asistentes más intoxicados del espíritu sesgado de este singular festival”.

Diversas asociaciones espiritualistas vinculadas a la oposición política de la localidad semiabandonada de Mamante de Cesárea han criticado la contratación del sexteto Montephistro por el contenido liviano y disperso de sus letrillas nihilistas, que no representan en modo alguno a las virtudes teologales del patrón cuya festividad se celebra, y más bien se relacionan con el expresionismo radicalizado de los grupos de ideología neonazi, jóvenes fácilmente manipulables que a base de mensajes en clave entregan su libre albedrío al decanato estricto de una ideología totalitaria y alienante, de ahí el peligro. “La inherencia de estas provocaciones”,  manifestaron los asociados espiritualistas, “no puede conducir a Mamante sino a los hijos proscritos de una población errante e intervenida por los mercados, un público que mayoritariamente se siente expulsado del paraíso y que viene aquí sobre todo a desfogar”.

Coplas por la gloria de mi madre

Germán Rico publica “Coplas por la gloria de mi madre”

El poeta onubense Germán Rico presenta su poemario Coplas por la gloria de mi madre, obra en la que deja oír una voz profunda y tabernaria que se nutre sin complejos de sus vivencias en el interior de las tascas, apoyándose en referencias clásicas con un codo y en la barra del bar con el otro. A lo largo de sus páginas los versos fluyen con la liquidez del orujo de hierbas, y se enfrenta con ánimo renovado a temas de la cultura popular (la exaltación de la amistad), pero sin olvidar otros tópicos literarios como el caspe dío o la fugacidad de la birra.

La poesía de Germán Rico irrumpió hace cinco años en las letras hispánicas gracias al poder mediático de las redes sociales y al auge de los vídeos de caídas. Después de la fallida publicación de su autobiografía poética Confieso que he bebido, denunciada por plagio tras larga polémica con el músico británico Ozzy Osbourne, Germán Rico se desmelena líricamente en sus Coplas de la forma que mejor sabe: pidiendo otra ronda y apuntándolo en la cuenta.

El libro arranca con versos de indudables ecos manriqueños: «Nuestras vidas son los ríos / que van a dar en la mar, /  con la papa que he cogío / yo no sé dónde voy a dar». A partir de ahí se inicia un viaje poético en el que lo mágico y lo etílico se entrecruzan. Las clásicas estrofas de pie quebrado evolucionan en nuestro poeta hacia lo que ha venido a conocerse como coplas de pata torcida. En ellas, el autor onubense va engarzando un hilo conductor que podría definirse como una búsqueda personal, una huida hacia un lugar simbólico donde tomarse la penúltima. Los versos de Germán Rico poseen un acento inconfundible, lleno de imágenes que deslumbran por su dificultad, con las que logra una renovación de la lengua que algunos críticos han llegado a calificar como estropajosa.

Cantar de Urdangarín (I)

vio la prensa dispuesta, microffonos en mano…

De los sos oios tan fuertemientre llorando
tornava la cabeça e catava los iulgados,
vio la prensa dispuesta, microffonos en mano,
las camaras çennidas, mobiles e otros caxarros,
sospiro Urdangarin, rrostro muy desmeiorado,
e ffablo ante los medios bien e tan messurado:
—Esto me han buolto mios enemigos malos
que non aman nuestro Rreyno, ya sean rrepublicanos…
Siempre hondre a la mi Iffanta, ca non la he salpicado,
hondre a los mios suegros, donna Sophia e donn Joan Charlos,
e al Prinçipe donn Felipe, que agora es mi cunnado,
e a donna Letizia Ortiz, la de los telediarios,
a la Iffanta donna Leonor e non se de cuantos Sanctos,
hondre a toda la ffamilia desque dexe el balonmano.
Aguijo Urdangarin, a la diestra su adbogado,
mallorquesses e mallorquessas dezian un solo parrafo,
Dios, que bueno el Rey si oviesse buen yernado.
Tambien el Marixalar salio adulto ranacuaxo,
aqueste va para el destierro por aver con Noos trincado,
buelve para declarar mas non debuelve los quartos.
Por deffender el su honor, al su soçio ha imputado,
e al Goberno Balear con algunos altos cargos,
e de Valençia la Bella tambien sennalo unos quantos.
De todo tomava cuenta el juez sennor donn Xoseph Castro.
Alli ffablo Urdangarin e tornose pora Washington.