Una de clásicos

Hay temas musicales que, después de tantas juergas y candelitas campestres acumuladas a lo largo de los años, acaban grabándose en el DNI (¿o era en el ADN?). Algunos de ellos sonaron el pasado domingo 4 de noviembre en el Festival Radiópolis in the Park, celebrado en apoyo a esta amenazada emisora local. Como no podía ser de otra forma, el equipo completo de Nosoloimpulsos se desplazó al evento con todos sus técnicos de grabación, redactores, colaboradores y demás gentuza; y participó activamente en la compra de tickets canjeables por bebidas de todas las graduaciones, que era de lo que se trataba. Además el temporal de lluvia dejó en casa a gran parte del público potencial, que no terminaba de creerse que en el parque había zonas techadas (¡qué techada de reír, oye!) y que se estaba divinamente. En este sentido, hubo que hacer un esfuerzo suplementario para consumir por los ausentes como gesto de solidaridad. Una buena combinación de bandas emergentes y figuras consagradas hicieron el resto. Entre ellos pudimos disfrutar de artistas como El Pájaro, la adorable Cathy Claret o el incombustible Kiko Veneno, clásico donde los haya.

Como recompensa volvimos con el morral cargado de buenas sensaciones (en formato vídeo), que una jornada de conciertos da para mucho. Sentimos, por tanto, la obligación moral de dejar constancia del trabajo realizado por el equipo impulsivo en estas muestras selectas: ¡marchando una de clásicos!

Amigos seguidores de Nosoloimpulsos, les sugerimos que permanezcan atentos a esta entrada, porque puede haber actualizaciones con nuevos vídeos.

Pues aquí viene la primera de las actualizaciones prometidas. Se trata del clásico “Yo me quedo en Sevilla” de Pata Negra interpretado por el dúo Cuarto y Mitad, en la puerta del Kilo de Higos:

Anuncios

Momentos corraleros

El siguiente documento videográfico recoge una serie de instantes seleccionados con la arbitrariedad de quien no sabe hacia qué lado mirar. Arte de corral, corrala o corralón, momentos corraleros que nos sitúan en el meollo y en el cogollo, devenidos y evolucionados, recurrentes y multitímbricos, expresivos y sobreactuados. De momento vamos tomando posiciones para seguir sacando a la luz próximos eventos corraleros.

En un mercedes blanco

Una de esas canciones indispensables. Magistral la versión que nos regalan El Pájaro (guitarra) y El Pechuga (voz y cajón). El vídeo fue grabado el pasado jueves en el café República, a una temperatura de 33ºC y con una humedad relativa en el aire del 35%.

 

¿Y nunca se han preguntado de quién se habla en la letra de esta canción? Según lo que el propio Kiko Veneno, su autor, ha contado alguna vez, el tema es el impacto de la heroína en el mundo de los gitanos. Lo de la feria del ganado, por ejemplo, hace referencia al caballo que se vende por las tres mil.

Flamenco en El Corralón

Hagámosle un huequillo al flamenco, aunque nos llegue por la extraña vía del Oriente Medio. Démosle espacio a la noche, a la primavera, al rumor del agua, al murmullo limpio, al tropiezo recatado, a las prendas generosas. Dejémosle sitio al tiempo, mare mía, démosle lo que nos pida, tirí tirí.

Shuki al cante e Idan Balas al toque, en El Corralón de la calle Castelar. Israelíes tenían que ser.

Kavafis y el flamenco

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
C. Kavafis. Itaca

No es extraño que ciertos artistas flamencos se inspiren en el poeta griego Constantino Kavafis. Uno de sus poemas más conocidos lleva por título Ítaca, coincide justo con un compás típicamente flamenco: Y taca tacatacataca tacatacataca tacatacatá.

Y es que hay poemas que parece que se escribieron para ser taconeados.

Lamento della Ninfa

Una ruleta de guitarras gira durante esta peculiar interpretación del célebre Lamento de la Ninfa, madrigal del compositor italiano Claudio Monteverdi, que la compañía Anónimos Flamencos lleva a su terreno.

Fue, con diferencia, lo mejor de una noche en que vimos guitarras cortadas acompasadmente por un serrucho, quejíos para walkitalkis, bailaoras atadas por elásticos, boxeadores arbitrados por una anónima flamenca… ¿que no? Compruébenlo ustedes mismos, a ver si me invento yo las cosas…