Movimientos sísmicos

No siempre los terremotos son tan catastróficos. Es cierto que aquella vez hubo víctimas mortales, además de considerables destrozos en edificios e infraestructuras, pero a Kokona le sorprendió brincando a horcajadas sobre el cuerpo de Hiroto que, atrapado por la furia confusa y desnivelada, se contagió de un ímpetu que nunca antes había vivido en semejante grado. El epicentro estaba cerca. Tales eran las sacudidas que, arrastrado por la vorágine del placer, Hiroto se sorprendió al descubrir por encima del hombro de ella, en la penumbra, un balanceo pendular en la lámpara del techo y le pareció escuchar golpes de algunos objetos que caían. Algo insólito y maravilloso estaba sucediendo, sin embargo ninguno de los dos acertó a sospechar que toda aquella violencia pudiera deberse a un seísmo. Ni siquiera el sonido de un estruendo lejano consiguió aplacar el ímpetu de los amantes: Kokona gritaba de placer mientras que Hiroto dejaba escapar sonoros jadeos que acabaron ahogándose en una exclamación entrecortada. Exhausta y casi elevada por la inercia de la intensidad conseguida, tras desprenderse del cuerpo de su joven amante, se levantó de un brinco y, al poner los pies sobre el tatami, percibió una sensación de inestabilidad que la empujó a mirar por la ventana. Desde allí pudo ver a algunos vecinos gritar aterrados, otros salían lívidos anudándose torpemente el kimono, la joven del piso de enfrente se llevaba las manos a la cabeza, como quien acaba de recibir una fuerte impresión.

–¡Ha sido un terremoto! –exclamó Kokona sin dejar de mirar por la ventana.

–Gracias –respondió Hiroto en un balbuceo casi imperceptible. Luego se dio media vuelta y en pocos segundos ya se había sumido en un profundo sueño.

Al cabo de un rato, aburrida de observar a los vecinos alterados que habían salido a la calle en mitad de la noche, Kokona volvió a meterse en la cama y se abrazó al cuerpo de Hiroto. A lo lejos se escuchaba el eco de las sirenas. Imposible dormirse. ¿Y si había una réplica?

Se moría de ganas.

Anuncios

6 pensamientos en “Movimientos sísmicos

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s