La doble vida de Andrés Iniesta

—¿El señor Andrés Iniesta, por favor?
—Sí, soy yo.
—¿Hablo con Andrés Iniesta?
—Sí, sí, Andrés Iniesta al aparato.
—Hola Andrés, encantado de saludarle, soy Pedro Íñiguez, del Sport MG y quería…
—Disculpe, probablemente se trate de un error, yo me llamo Andrés Iniesta, pero no soy…
—¿No es Andrés Iniesta?
—Sí, sí, da la coincidencia de que me llamo Andrés Iniesta, pero seguramente usted quiere hablar con otra persona.
—Yo desearía hablar con Andrés Iniesta.
—Mi nombre es Andrés Iniesta…
—Encantado de saludarle, Andrés, soy Pedro Íñiguez y le llamo del Sport MG. ¿Me concede unas preguntas?
—¿Oiga? Ya le digo que se confunde. Usted me llama de un medio deportivo y yo no soy Andrés Iniesta el jugador de fútbol, además tampoco soy español, tengo origen ecuatoriano.
—¿Andrés?
—¡Sí!
—¿Andrés Iniesta?
—Sí, soy yo, pero ya le digo…
—¿No es Andrés Iniesta, el futbolista?
—Eso es lo que quería explicarle.
—Esto… ¿ecuatoriano dice?
—Sí, de allá.
—No es… el del gol del Mundial.
—No, lo siento.
—Y se llama Andrés Iniesta.
—Así es, mi nombre es Andrés Iniesta, pero yo nací en Quito, en Ecuador.
—El caso es que yo con quien quería hablar es con Andrés Iniesta, delantero del Barça… y de la Selección española.
—Sí, le conozco, claro, cómo no le voy a conocer. Pero no se encuentra.
—Claro, qué tontería.
—Sí, qué tontería.
—Todo el mundo conoce a Andrés Iniesta.
—Claro, jaja.
—Jeje
—Jaja… Ahora si me disculpa…
—Oh, por supuesto, le estoy interrumpiendo.
—No, no me interrumpe, pero usted quiere hablar con otra persona.
—El caso es que…
—¿Sí?
—El caso es que tenía unas preguntas.
—Sí, pero…
—¿Me concede un minuto?
—La verdad es que ando un tanto apurado.
—No le molestaré mucho… verá, yo creo que estas preguntas… veamos… por ejemplo: ¿qué queda de aquel chiquillo frágil?
—¿Me lo pregunta a mí?
—¡Claro! ¿Andrés Iniesta, no? Pues ya está. Diga lo primero que se le ocurra.
—Ya pero yo…
—No importa, veamos… ¿qué queda de aquel chiquillo frágil?
—Usted me disculpe, pero yo nunca fui un chiquillo frágil.
—¡Magnífico, magnífico! Sigamos… ¿Estamos en el mejor momento de la carrera de Andrés Iniesta?
—Bueno… hacemos lo que podemos, yo estoy chévere.
—¡Eso es! ¿Qué nota se pondría ahora mismo, de 1 a 10?
—No soy yo quien tiene que ponerse la nota, eso que lo hagan otros, yo me encuentro chévere, ya le digo.
—¿Qué ha cambiado esta temporada?
—Bueno, está claro que hemos iniciado un nuevo ciclo, la competencia es mucho más dura, nadie tiene el puesto asegurado.
—¿Se ve Andrés Iniesta fichando en un club extranjero?
—Cuando vives en un país extranjero puedes aceptar un contrato ilegal por estar sin papeles con tal de fichar cada día, pero mejor eso que pasarla tirado toda la mañana sin hacer nada.
—Le quieren en todas partes, ¿qué hace para caerle bien a todo el mundo?
—Déjeme que le diga… no creo que caiga bien a todo el mundo, pero tampoco piense que eso me quita el sueño.
—Por último, Andrés Iniesta: ¿qué es más difícil, ser padre o marcar el gol del mundial?
—Pues qué quiere que le responda… para marcar el gol hay que estar en el sitio oportuno y acertar a meterla. Para ser padre, también.
—¡Perfecto!
—Y ahora, si me disculpa…
—Eso es todo, muchas gracias, Andrés. Ha sido un placer. ¡Y mucha suerte en la próxima jornada!
—¡Adiós, amigo! ¡Mucha suerte en la vida!

BeFunky_iniesta_posterini-2.jpg

Anuncios

2 pensamientos en “La doble vida de Andrés Iniesta

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s