Miedo a perderte

¿Por qué este miedo a perderte? Tampoco vales tanto. Quizá llevemos juntos demasiados años. A veces me da por recordar aquellos primeros tiempos, cuando para conseguir algo de ti había que meterte el dedito y girarlo en círculos con delicada precisión. Luego vinieron los cambios, te transformaste. Hoy se supone que eres inteligente, te has vuelto muy sensible al tacto, te encanta que te toque y, sin embargo, hablo contigo mucho menos que antes. ¿Recuerdas cuando lo hacíamos a escondidas durante horas en cualquier rincón de la casa? Entonces parecía mágico, por primera vez te habías liberado de tus cables. Pero todo cambió cuando empezaste a salir fuera, ese fue el origen de este miedo a perderte que ahora me atenaza.

No debería preocuparme tanto, es cierto. ¡Solo eres un puto teléfono!

smartphone copia

Anuncios

6 pensamientos en “Miedo a perderte

  1. Ja, ja, ja, pues sí, pero observando nuestro alrededor sí parece que se prodiga más amor al teléfono que a los seres humanos. Yo me hago un lío entre i-pod, i-pad, smart-phone, i-phone, tablet, ya no sé lo que es cada cosa, qué es una marca y qué su nombre…la vida cambia…si vieras el mío…prehistórico.

    • Cierto, Fedora, estos nuevos cacharros provocan pasiones. Yo he tardado en pasarme al smartphone estre otras cosas por ese miedo a perderlo. Al menos ahora ya soy como los demás, ya estamos todos poseídos por el mismo sinvivir. Besos

  2. Yo aun resisto 🙂

    Tengo un móvil que, teniendo internet, no lo uso porque para ver cualquier página se tira media hora en cargarla, es vejete el pobre.

    No sé, a mi me parece un aparato superútil, yo no le veía gran utilidad hasta que me quedé tirado con el coche, ese día me enamoré del móvil.

      • Curioso, pero salvo mi último coche, porque ya no me quedó más remedio, es algo que odiaba tener 😀

        Un día, hace muchos años, echando el cohete en el monte, me quedé sin batería en el coche y claro, el elevalunas eléctrico sin batería no funciona, como no había móviles tuvimos que ir a llamar a tomar por culo y dejar el coche con las ventanas bajadas.

        El siguiente coche que me compré me lo compré con elevalunas manuales, aunque reconozco que el artículo quitando mi experiencia personal es buenísimo.

        • Ya, yo también reconozco que alguna vez he tenido que pagar alguna avería de esas del elevalunas eléctrico. Hasta que descubrí que si lo rompes simulando un robo te lo cubre el seguro, y engañar al seguro es una obligación moral con la que todos debemos cumplir.

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s