Una canción adulterada

Puedo escribir los versos más felices esta noche.

Escribir por ejemplo: el bar está petado
Y crepitan, azules, los cubitos de hielo.

El viento de la noche huele a vodka con Fanta.

Puedo escribir los versos más felices esta noche.
Sentir que ya la tengo, que la he conseguido.

Oír la noche inmensa, inmensa como está ella,
Y el verso cae al alma, y me fumo un pitillo.

Qué importa que mi amor pudiera agobiarla.
El bar está petado y ella está aquí conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Lo que a mí me hacía falta. Un conciertito.

Como para acercarla, mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y le pego un pellizco.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles
Nosotros, como entonces, blanqueando lo mismo.

La quiero mucho, es cierto, pero tampoco tanto,
Aunque me pone malo cuando mueve el culito.

No me ha de preocupar que se lo haga con otro,
Y si se va con otro tampoco me deprimo.

La quiero mucho, es cierto, ¡ma non troppo!
Es tan fina la lana y tan gordo el ovillo.

Porque en noches como esta la tengo entre mis brazos
me lo debo tomar en plan tranquilo.

Aunque esta sea la última vez que me entran ganas
Y esta sea también la última vez que se lo digo.

Anuncios

4 pensamientos en “Una canción adulterada

  1. Amigo Neruelev, tampoco quedaría mal este único soneto de amor acabado que ella podría contestar a este trovador enigmático, simpático y sincero!

    Elevado amor, cuántas lunas hasta llegar a un beso,
    qué soledad errante hasta otra nueva compañía!
    Siguen los elevalunas solos rodando con la lluvia.
    En Malandar no amanece aún la primavera
    Pero tú y yo, elevación mía,llegaríamos
    hasta poder ser sólo tú , sólo yo,
    revueltos pero no juntos y siempre en agradable compañía

    No me digas que no es maja la chavala!!

  2. Pues sí, Nicolasa, he caído en la tentación. Llevaba un tiempo dándole vueltas, sin querer hacerlo, pero al final no he podido resistirme a lo rítmico y a lo directo. Bienvenida seas.
    Querida Nerunónima, está bien eso de acabar revueltos pero no juntos, es mucho más divertido que lo otro.

  3. Entonces amigo Elev ,el trovador que nos presentas nos diría como dijeron otros :”Nunca me opongo a la tentación porque he encontrado que las cosas que son malas para mí no me tientan”
    Qué barbaridad!!

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s