A mí concretamente

A mí concretamente es que me sienta fatal cuando me llega uno y me dice que está harto, que se va, que necesita conocerse a sí mismo, salir de las rutinas o del estrés, de no hacer nada o de lo que sea. Es que no lo trago. Eso nos pasa a todos cuando estamos de bajona, y no hace falta ir por ahí dando la brasa a diestro y siniestro, porque además luego ni se van ni nada, si al menos dijeras que se mudan a una ciudad de estas, para luego ir de visita, pero no, no se van, desaparecen una temporadita, eso es cierto, pero no cambian, que luego te enteras de que siguen con lo mismo, igual de estresados e igual de enfermos, que piensas, bueno, si al final estás así mejor que te hubieras largado, tío, a mí al menos me habías convencido, que luego lo estuve pensando y era verdad, que mejor quitarse de en medio, tal y como está la cosa, total, pero luego hasta les cuesta reconocer que un día dijeron, ¿pero por qué? ¡Si me convencí hasta yo! Que también me entraron ganas de largarme, porque hay cada uno, que primero te cuentan que están mal y acaban convenciéndote de que tú estás peor, y yo reconozco que a veces me he sentido muy mal, estaba harto, quería largarme a otra parte, conocerme a mí mismo, salir de las rutinas, huir del estrés, de no hacer nada, de esta vida que me está matando, y si ahora lo cuento es sin intención alguna, sé que al final no me voy, seguiré con lo mismo, me recluiré unos días en casa si hace falta, una temporada de recogimiento, de lectura, de meditación, ya lo he hecho otras veces y no es que me haya servido de mucho, pero al menos nadie me ha visto lo mal que estaba, que te das cuenta de que lo malo no es estar mal, sino que además te vean. Luego un día sales y te topas de nuevo con él, ¿pero tú no te ibas fuera? ¿Quién, yo? Eras tú el que se iba. ¿Y a dónde coño quieres que me vaya si yo aquí estoy la mar de bien?

Anuncios

6 pensamientos en “A mí concretamente

  1. Amigo Elev también podríamos decir como Octavio Paz:
    ” Entre irse y quedarse duda el día

    Se disipa el instante:Sin moverme,
    yo me quedo y me voy: soy una pausa.
    Y continuando con Lope de Vega:
    Ir y quedarse, y con quedar partirse

    Hablar entre las mudas soledades,
    pedir prestada sobre fe paciencia,
    y lo que es temporal llamarlo eterno…

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s