Pop-up

Cuando descubres que tu cerebro puede captar la wi-fi de los vecinos, lejos de alegrarte lo primero que piensas es que menuda mierda.

Noté esos poderes por primera vez con el teléfono inalámbrico, una tarde lluviosa, mientras dormía la siesta. Desperté en un estado de intensa agitación con la convicción de que el teléfono iba a sonar y, a los pocos segundos, ocurrió. Supe que mi mente había captado la señal de llamada antes que el mismo aparato telefónico. Algunos sistemas neuronales están dotados de esta especial sensibilidad hacia las ondas electromagnéticas a no sé cuántos gigahercios durante ciertas fases del sueño. A mí, por ejemplo, me ha tocado. Y lo digo agachando la cabeza.

Puestos a tener poderes, hubiera preferido la telepatía o incluso la teletransportación, pero no esto. No es ninguna suerte que te afecten de esta forma los campos electromagnéticos, de hecho se ha convertido en una tortura insufrible, precisamente ahora que las redes domésticas proliferan por todas partes. Ya no se trata de un simple teléfono que suena, no, ahora no hay quien pegue ojo con este tráfico de datos.

Es curioso, cuando me encuentro en estado de vigilia no pasa nada, llevo una vida aparentemente normal, incluso navego de vez en cuando como cualquier internauta, medio embobado. El problema solo se presenta durante las fases de sueño profundo, que es cuando al parecer se me activa el router cerebral. Muchos se preguntarán cómo es posible desarrollar esta técnica psicosomática de conversión neuronal de ondas en datos y datos en imágenes susceptibles de ser visualizadas como si el cerebro dispusiera de un microprocesador, un sistema operativo y un monitor, y todo ello durante las fases profundas del sueño. En mi caso no hay el menor mérito. Lo único que tuve que hacer fue dormir mucho.

Al principio lo percibía como un ruidillo molesto que no sabía muy bien de qué forma catalogar. Pero una vez que el vecino de arriba, un adolescente más bien rarito, empezó a engancharse en streaming a las series anime de subgénero seinen, me aficioné tanto dentro de mi pseudomundo onírico que terminé sufriendo cuando le daba al pause, me moría de la impaciencia por ver cómo seguía. Así no hay quien duerma.

Lo de Youtube, en esta escalada frenética, es mucho peor. Y no digamos el rollazo del Twitter o el Facebook ese. Mis sueños ahora se deconstruyen en un una sarta de sobresaltos en forma de frases ingeniosas y comentarios de la vida cotidiana que no se están quietos nunca, y lo importante no es ya lo que haces tú, sino lo que los demás comentan. Al final no es extraño que cuando te levantas te encuentres más cansado que cuando te acostaste. Y encima ni has follado.

Es entonces cuando verdaderamente te convences de la necesidad de largarte a una isla desierta, a una isla sin wi-fi, y lo vives como un sueño. De pronto un día descubres que de sueño nada, que eso que creías que era una ilusión fabricada por tu mente en realidad no es más que una molesta ventana emergente de una web de viajes baratos. Ya digo, menuda mierda. El otro día se lo conté a mi psiquiatra y no se le ocurrió otra cosa que recetarme un antivirus.

Anuncios

Un pensamiento en “Pop-up

  1. Amigo Elev, empezaste con Descartes para pasar a Sartre y ahora Deleuze.Pensamiento aventurero y nómada.
    En la isla desierta está todo Deleuze:”La idea de la repetición, la idea de hablar como una exaltación re-comenzante de lo desierto, la idea de la escisión que a su vez se escinde.
    Soñar con las islas es soñar que uno se separa o que partimos de cero, capaces de recrear, de recomenzar.Separación y recreación no se excluyen”.
    Pero una curiosidad, las islas serían oceánicas o continentales?
    Bueno… diremos como Neruda:
    “… Aquí, a vivir!.Pero
    también nosotros?
    Nosotros ,los transeúntes,
    los equivocados de estrella,
    naufragaríamos en la isla como en una laguna,
    en un lago en que todas las distancias concluyen,
    en la aventura inmóvil más difícil del hombre”.

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s