Inconcebible

Me verán muy niño o muy fastidioso, pero mis padres no se fían de mí. Les preocupa sobremanera que mi ortografía sea correcta a tan temprana edad, y yo qué culpa tengo, si basta con fijarse un poco. Les jode que les suplante las personalidades en sus rancias redes sociales, claro que tampoco es difícil hacerse con sus contraseñas. Lo que en el fondo les revienta es que soy capaz de expresarme mejor que ellos y hago comentarios más atinados. Deberían darme las gracias, pero son demasiado orgullosos.

Ya me engañaron de sobra cuando era más niño, me ocultaron evidencias meridianas con el estúpido pretexto de no hacerme daño, hasta que un día me harté y decidí poner fin a esta pantomima de familia, a esta sarta de mentiras autojustificadas. Los tengo acojonados, eso es cierto, pero se lo merecen. Son incapaces de reconocer sus carencias como pareja, y no digamos ya como progenitores; son tan incompetentes que se sienten sobrepasados por un renacuajo como yo que, según ellos, a esta edad tendría que estar riéndoles las gracias. Que les den por el culo, que a estas alturas no me merecen ya ningún respeto. Ni siquiera tuvieron el valor de darme un hermano cuando estaban a tiempo, pensarían que un solo hijo como yo ya les resultaba suficientemente problemático, y me condenaron a una vergonzosa inferioridad numérica. En esta adversidad aprendí a hacerme fuerte, estudiando sus puntos débiles y sus contradicciones desde una mirada en apariencia inocente. Y cuando empezaron a sospechar que yo quizá ponía excesiva atención en sus conversaciones, comenzaron los susurros furtivos y los encubrimientos.

Por eso me llevaron al jardín de infancia y luego al colegio, para mantenerme lejos al menos unas horas sin interferir en sus ridículos quehaceres. Pero no les salió bien la jugada, supe aprovechar esas horas de apartamiento en la educación como menos se esperaban: desarrollé mis competencias en plan alumno estrella a la par que entonábamos estúpidas canciones infantiles. Eso me permitió hacer uso de mis excelentes resultados académicos para chantajearles. También conozco al dedillo toda la red de recursos de atención al menor, y ni siquiera he necesitado recurrir a ninguno de ellos salvo como amenaza. Soy un hijo especialmente incómodo, eso es cierto, pero la realidad también lo es.

Nunca les he pedido más de lo que considero justo, claro que mi nivel de exigencia es elevado. En cuestiones tecnológicas soy el amo de la casa y aquí no se atreve nadie a dar un paso sin consultarme. Puedo manejar en la sombra sus cuentas bancarias, y almaceno de forma ya casi rutinaria información comprometedora que les voy dejando caer con cuentagotas ante sus grotescas expresiones de asombro.

Desde mi posición, sin recrearme, los contemplo en sus quejas lastimeras, y no me dejo vencer por sus argumentos vacíos. Que aprendan a reflexionar, si quieren algo, que recapaciten y vuelvan sobre sus inestables pisadas, que superen de una vez esa tozuda inmadurez que les carcome.

Cuando en su abatimiento llorando me reprochan mi actitud despiadada como hijo, les suelo repetir con insolencia: “no haberme concebido”.

Anuncios

5 pensamientos en “Inconcebible

  1. Qué barbaridad!!
    Y no le cantó nadie la nana de Lorca:
    Este galapaguito no tiene mare;
    lo parió una gitana
    y lo echó a la calle
    No tiene mare,si;
    no tien mare , no:
    no tiene mare,
    lo echó a la calle

  2. Vaya niño más malo, Mr. ElevaLunas. Eso es porque no lo concibieron a una hora adecuada. Por cierto, ¿dónde se mete usted a mi hora del té?

  3. Anónima, ¿me vas a salir por peteneras?
    Sí que es malo el niño, Luna, yo diría que incluso diabólico. Hasta 3003 se asusta. (A mí también me inquieta un poco, sobre todo desde que me he dado cuenta de que en realidad el que ha concebido a ese niño soy yo).
    Claro que Lucía le da la razón al chaval, igual lo hace irónicamente.

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s