De putas

—Me voy a pasar una semanita en los Caños.

Así me lo suele decir, de sopetón. Y coge y se va. Nunca le pongo trabas a este tipo de caprichos de desconectar, de liberarse unos días del estrés cotidiano, de limpiar el karma… yo también lo hago a veces. A mi manera, claro. ¿Pero por qué últimamente siempre en los Caños? Dicho de otra forma: ¿qué coño habrá en los Caños?

Pongo la maquinaria a funcionar. Es decir, agarro el móvil.

Hay amigos que siempre están dispuestos a sacarte de los apuros, y mi amigo Vicente otras cualidades no tendrá, pero es un depurador casi infalible. Si le digo que le pago una semana en los Caños y que no tiene que hacer nada especial, solo informarse de dónde está por allí la vidilla últimamente, se va encantado, y en el fondo piensa que el favor se lo estoy haciendo yo. Incluso se muestra dispuesto a quedarse más tiempo si es necesario. En mi caso, lo veo de forma distinta, porque los médicos tenemos los congresos, y eso del karma no acabamos de creérnoslo del todo. Los médicos disfrutamos de una visión más terapéutica de las rutinas, y cumplimos los horarios que nos imponemos con una liberalidad asombrosa, que deja a más de un paciente boquiabierto al notar en la cara el rebufo de nuestras batas por los pasillos del hospital.

Pero volviendo a la señorita de los Caños, al cabo de varios días Vicente no arroja noticia alguna. Me inquieta. Siempre lo tuve conceptuado como hombre de poco arrojo, pero esto ya rebasa las previsiones más pesimistas. Barajo durante unos minutos la posibilidad de acudir a otro amigo que me vigile a Vicente, pero acto seguido desestimo la idea por razones logísticas y económicas, así que me armo yo de arrojo y decido irme de putas. Por los mismos motivos.

Cuando me voy de putas es solo para hablar con ellas, busco una estimulación más bien de tipo intelectual. Las invito a una copa y me escuchan casi con interés. Además a veces me dan consejos muy valiosos, consejos que los amigos no son capaces de darme. (Algunos de ellos se quedarían tan panchos si yo me hundiera humana y profesionalmente, en cambio las putas… perderían a un cliente).

—A tu mujer se la están tirando —me dice Daniela.

Daniela es colombiana y solo lleva un año trabajando en el club. Es muy joven, pero le auguro un futuro brillante, porque también es sabia.

—Eso mismo pienso yo —le digo— pero si hablas de esto con los amigos se te descojonan en la cara.

Me puedo permitir el lujo de acudir a este tipo de locales, y lo hago como un explorador de patrones emocionales, igual que otros acuden al psicoanalista. Y es que yo no salgo de putas para huir de la realidad, como hacen muchos, sino para enfrentarme a ella.

Anuncios

15 pensamientos en “De putas

  1. Amigo Elev, hay una versión ampliamente extendida sobre el origen del término, aunque incorrecta, afirma que dicha palabra vino del término latino “putare” es decir pensar.
    Me recuerda Mr Elevalunas a García Márquez a veces.
    En una de sus novelas sobre Historia de mis “pensadoras” tristes nos dice:
    “Es un triunfo de la vida que las personas de edad pierden la memoria de las cosas no esenciales”.
    “No se consumen con el tiempo , el tiempo es una herramienta que tallas lejos nuestro exceso, como un cincel chips de distancia de mármol para mostrar una obra de arte”

  2. Disculpen que no haya respondido a sus comentarios, amigas Luna y Anónima. He estado toda la tarde dudando si irme o no de putas. Al final me he quedado en casa por razones logísticas.

    • Pues a mí me ha dejado un poco trastornada el eclipse, Mr. ElevaLunas. ¿No tendrá usted algún remedio para compensar la falta de atención? Por ejemplo, regalándome la segunda entrega de “Juegos penetrantes de miradas inocentes”…

      • Amiga Luna, usted sabe igual que yo que estoy dispuesto a entregarme a los juegos penetrantes cada vez que sea necesario como si me fuera la vida en ello. ¿Pero de verdad hace falta que escriba algo?

  3. Amigo Elev, entonces es que usted no estaba muy dialogante ,O sea que ha estado toda la tarde pensando o reflexionando.
    Ya nos decía Ortega:Yo soy yo y mi circunstancia; y si no la salvo a ella no me salvo yo.

  4. Esa frase de Ortega suele malintrepetarse, amiga Anónima. Según me han contado, un grupo de intelectuales estaba organizando una cena y trataban de saber exactamente cuántas personas acudirían, para hacer la reserva en el restaurante. Entonces fue cuando Ortega dijo: “yo soy yo y mi Circunstancia”, se refería a su señora, María de la Circunstancia.

  5. Jajajaja. Cosas de intelectuales!!
    Amigo Elev, cambiando alguna cita de Ortega podríamos decir: “Mr Elevalunas, en mi entender, ha venido al mundo nada más que para esforzarse en perseguir la verdad y una vez encontrada, lanzarla canoramente al viento”

  6. Amigo Elev y amiga Luna :Qué bonito es el amor!!
    “El amor , aunque nada tenga de operación intelectual, se parece al razonamiento en que no nace en seco, sino que tiene su fuente psíquica en las cualidades del objeto amado…Amar es creer que lo amado es, en efecto, amable por sí mismo, como pensar es creer que las cosas son en realidad, según las estamos pensando”.

    • Amiga Anónima, tú que eres tan sabia, hay una frase que leí hace unos años y lleva toda la noche persiguiéndome, pero no consigo acordarme ni encuentro nada en Internet: “No tengo nada que ofrecerte, sólo un corazón para quererte y una firme constancia para amarte”. A ver si te suena.

  7. Amiga Luna , esto me suena a purito amor!!

    Esto tampoco está nada mal:
    “Dime vencedor rapaz,
    vencido de mi constancia,
    ¿qué ha sacado tu arrogancia
    de alterar mi firme paz?
    Que aunque de vencer capaz
    es la punta de tu arpón,
    ¿qué importa el tiro violento,
    si a pesar del vencimiento
    queda viva la razón?

    y hoy que estás dentro del alma,
    es resistir valentía
    Córrase, pues, tu porfía,
    pues cuando ocupas
    el alma ,sin resistillo,
    tienes vencido el castillo
    e invencible el castellano”.

  8. Anónima, me ha emocionado especialmente ese verso de “córrase, pues, tu porfía”, aunque el que hace referencia a “la punta de tu arpón” tampoco está nada mal.

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s