Complejos hoteleros

Para eso se inventaron los complejos hoteleros de la costa, para descubrir a los visitantes que los elevadores son más prácticos que los elevalunas, por más que en la habitación número 3241 se alojen los presentimientos azules y la idea de entregarse al vicio controlado se materialice en algo más que una aspiración difusa.

Para eso se inventaron las recepcionistas y las cantantes de orquesta, para ponerse los vestidos que tú ni soñarías, y para marcar el camino de la indigencia emocional, esa que acude cada mañana al buffet del desayuno y a los espacios diáfanos de la piscina climatizada.

Para eso resucita nuestra frustración cada vez que abrimos el minibar, ¿tiene algún sentido la existencia?

Para eso se inventaron los taburetes, para hacernos sentir independientes desde un mirador de apoyatura fácil, sin tener que soportar a los de siempre. Por eso en los pasillos las moquetas preservan el silencio del movimiento pausado y la sutil indirecta que nunca nadie capta. Porque no ha nacido aún la terapia que ayude a superar a los complejos hoteleros, y la vida se nos aparece aún más triste que en los hospitales comarcales.

Para eso nos ofrecen masajes tailandeses, para hacernos entender que los sentidos no solo sirven para percibir la realidad, sino para que las manos del mundo recorran nuestra espalda semiacomplejada.

Y todo se halla al alcance de los más torpes. Todo se dispone para facilitar el descanso inmerecido, pues no hay mayor deseo que una feliz estancia. Está todo incluido, hasta los desengaños.

Anuncios

15 pensamientos en “Complejos hoteleros

  1. Dejando volar la imaginación… parece el balcón de un castillo o el patio de un monasterio, Mr. ElevaLunas. ¿Alguna “principessa” esperando a ser rescatada?

    • Qué poca imaginación, querido 3003. ¿Y si lo que desea la “principessa” es que suba para atarlo con grilletes y hacerlo su prisionero?

  2. Es verdad, 3003, a veces nos entra una ñoñería insoportable. Pido disculpas. Me propondré en adelante ser más viril y recio. Voy a empezar por ejemplo con un whisky escocés sin hielo. Mejor aún, sin vaso.

  3. Amigo Elev, según las historias de este Lao siempre la virilidad es positiva, pero conservando la feminidad negativa conseguirás del mundo un valle en donde la virtud eterna permanece reapareciendo constantemente en forma de niño.

    Si….tómate el whisky Wild Turkey American Honey sin vaso y sin hielo.Qué barbaridad!!
    Luna cuando las personas desean vivir en hoteles es porque quieren que su vida se desarrolle como una novela.
    Esa principessa tiene una larga trenza?…Déjala que pueda subir el whisky

  4. Pues sí amigo Elev, ya me imagino ese gran hotel ecléctico.Sería un modelo de sofisticación vanguardista y encanto contemporáneo .Sus habitaciones de diseño con la última tecnología y una iluminación sorprendentemente original.Las zonas comunes girarían entorno a una piscina cubierta con música subacuática y barra con vistas al bar Luna Lounge donde se podría ver y ser visto para poder relajarse después de un dia de gran inactividad.

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s