Regalos tardíos

Cuando la señora Emilia se topó en la plaza con otro revuelo silencioso, se mantuvo en principio algo apartada, con cierta resignación. Ya llevaba una buena temporada acostumbrada a que los revuelos fueran silenciosos, y eso la conducía invariablemente a no implicarse en exceso en ese tipo de actos. Sin embargo, esta vez todo parecía distinto, lo que quiera que fuera ese acontecimiento estaba alterando demasiado a la concurrencia, o al menos algo así se adivinaba en la expresión de asombro de muchos jóvenes.

Finalmente, dominada por la curiosidad, consiguió a duras penas abrirse paso entre la multitud hasta acceder al artilugio causante de todo aquello. A decir verdad, tampoco era para tanto. El centro de atención de niños, jóvenes y viejos consistía únicamente en una simple caja de madera con una plataforma circular giratoria. No pudo disimular un gesto de decepción. ¿A qué venía tanto alboroto, entonces? ¿Qué extraña utilidad podría tener ese cacharro?

El chico extranjero que lo manipulaba se limitaba a mover de cuando en cuando una manivela y eso parecía suficiente para que la máquina funcionase con relativa autonomía, sin embargo ni de lejos resultaba tan espectacular como cuando trajeron la máquina de coser: aquel sí que fue un acontecimiento memorable, un ingenio capaz de producir en poco tiempo unos paños de hilo de una calidad desconocida hasta entonces por aquellas tierras. Pero esta caja, este círculo dando vueltas, la actitud absurda de algunos de los concurrentes, que movían las manos de forma acompasada como si se hubieran puesto de acuerdo en un despropósito de ritual atolondrado… aquello parecía obra del diablo.

Y es que a veces la vida te trae regalos tardíos y el gramófono no era el invento más apropiado para ser apreciado por la señora Emilia, que llevaba ya cinco años sorda.

Anuncios

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s