Placeres solitarios

No se produjo el duelo entre los saxos tenores Scott Hamilton y Toni Solà, por incomparecencia de este último (las próxima vez habrá que retarle dándole con un guante en la cara para que se dé por enterado) pero al menos pudimos disfrutar de otra excelente noche de jazz, con Hamilton entregado impúdicamente a los placeres solitarios:

Anuncios

Deja un comentario, qué te cuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s